GEIFO Grupo Español de Investigación del Fenómeno OVNI
 
  Home
  Contacto
  ARTICULOS
  => VISITANTES DE DORMITORIO
  => ¿QUE PASO REALMENTE EN FATIMA?
  => PLATILLOS VOLANTES TERRESTRES
  => MAS INFORMES DE OVNIS EN EL RADIO OBSERVATORIO DE ARECIBO
  => ALAS VOLADORAS / OBJETOS TRIANGULARES, VEHICULOS DE CARGA
  => LA U.S.A.F. Y EL FENOMENO OVNI
  => 30 AÑOS DESPUES
  => OBJETOS TRIANGULARES DESCLASIFICADOS
  => LA CUEVA DE LOS TAYOS
  => EL MISTERIOSO CASO DE ...
  => LAS ABDUCCIONES Y LOS IMPLANTES
  => BAJO TIERRA SE ESTA CALENTITO
  => PROYECTO LIGHTCRAFT
  => VISITANTES EN OLIVOS
  => CARROS DE FUEGO.
  => UFOLOGIA Y RAYOS GLOBULARES
  => TUNGUSKA: UN MISTERIO SOBRE MISTERIOS
  => ELEGIDOS POR LOS OVNIS
  => LA EXPERIENCIA DE ABDUCCION COMO INICIACION ESOTERICA
  => A LA SOMBRA DE LAS PIRAMIDES
  => EL ENIGMA DE LOS MUNDOS PARALELOS
  => OVNIS: LA VERDAD NO ESTA DE MODA
  => INVESTIGACION DE MISTERIOS: ¿ORGANIZADA O DESORGANIZADA?
  => EL FUTURO DE LA UFOLOGIA
  => YAZIRAT-AL-ANDALUS
  => ODISEA FINAL
  => EL PENTAGONO DEL DIABLO
  => LOS OVNIS Y LAS DIMENSIONES SUPERIORES DEL ESPACIO
  => UFOS Y ET.s: COMPRENSION LIMITADA POR REGLAS AUN DESCONOCIDAS
  => HERCOBULUS
  => EL TRIANGULO DE ALBORAN
  => CRUZANDO LA FRONTERA
  => PRIMERO LA LUNA, LUEGO EL UNIVERSO
  => CANARIAS: LAS ISLAS AFORTUNADAS
  => ANALISIS DEL TERMINO OVNI
  => LA CIUDAD DEL TIEMPO PERDIDO
  => LLUNA: UN SATELITE POLITICAMENTE INCORRECTO
  => SETI: DUDAS E INDAGACIONES
  ENLACES RELACIONADOS
  GALERIA DE FOTOS
  NOTICIAS
  IDEAS ORIENTATIVAS PARA LA INVESTIGACIÓN UFOLOGICA
  LIBROS Y REVISTAS RECOMENDADOS
  RELATOS DE AVISTAMIENTOS
  LA CONQUISTA ESPACIAL
  EL INFORME CONIL
  ATERRIZAJE EN LAS MEDIANAS
  CURIOSAS INFORMACIONES
  FUNDACION ANOMALIA
  EL AÑO 1954 EN FOTOS. (FOTOCAT)
  CATALOGOS Y REGISTROS DE AVISTAMIENTOS
  INFORME COMETA
  TERROR NOCTURNO
  INFORME SOBRE LA NATURALEZA DE LOS CONTACTOS TELEPATICOS
  INVASORES SILENCIOSOS
  HUMOR UFOLOGICO
  AGRADECIMIENTOS
  BIOGRAFIAS
  CRONOLOGIA UFOLOGICA
  LOS AÑOS HEROICOS DE LA UFOLOGIA ESPAÑOLA
  EL RINCON DE LILIANA NUÑEZ ORELLANA
  PAPERCLIP
  FONOTECA DE ANTONIO RIBERA
  ¿HA VISTO VD. UN RAYO EN BOLA?
  2012: UN AÑO COMO CUALQUIER OTRO.
  INFORMACION O DESINFORMACION
  UFOS: ARCHIVOS NACIONALES DEL REINO UNIDO
  BOLETINES DE LA ORGANIZACION APRO
  NECROLOGICAS
  CONTADOR DE VISITAS
  RESPONSABILIDAD LEGAL SOBRE CONTENIDOS DE ESTA PAGINA WEB DE GEIFO
  DESCARGAS. FONDO DE ARCHIVOS
VISITANTES DE DORMITORIO

por Angel Rodriguez Alvarez-

La alucinación se produce cuando una persona percibe, de forma nítida, rotundamente, algo o a alguien que en realidad no existe si no es en su mente, en su cerebro. La persona puede ser consciente o no de que sufre una alucinación en el momento de experimentarla.
Una alucinación visual implica ver imágenes estructuradas, (objetos, destellos de luz, personas, animales, etc.).
Se pueden tener alucinaciones en toda la gama o modalidad sensorial. Así pueden ser alucinaciones visuales, olfativas, táctiles, gustativas, acústicas. Una persona podría experimentar algunas o todas las modalidades simultáneamente.
La Psiquiatría niega toda realidad al contenido de las alucinaciones: "Si tú ves algo que yo no veo, ese algo no existe".
Las alucinaciones deben distinguirse de las ilusiones en que estas últimas tienen una base real, es decir, un estímulo externo que es percibido o interpretado, pero de manera errónea.
La alucinación puede alcanzarse por un estado alterado de conciencia, que puede ser producido por sustancias alucinógenas, o por enfermedades que estimulan determinados estados de nuestra mente. Pero también puede adquirirse o provocarse ese estado alterado de la conciencia, con las consecuencias o efectos antes indicados a través de determinadas prácticas o situaciones personales, como la meditación, la fanatización a través de autoconvencernos de una supuesta realidad que llegamos a sobevalorar, y que nos lleva a comportamientos irracionales, que pueden desembocar en paroxismo y ese paroxismo llevarnos a la alucinación o a la alienación.
Se puede inducir a estados alucinatorios, también, a través de provocar en los indivíduos trances hipnóticos y se los puede provocar el propio individuo a través de estados de fuerte autosugestión.
Este estado puede ser individual o colectivo. Yo no me lo creía hasta que no me quedó más remedio que aceptar su realidad al comprobar directamente una alucinación colectiva, de carácter místico, provocada por el reflejo de una imagen distorsionada en el interior de una bombilla.
Esto sucedió a finales de los ochenta, en la población gaditana de Puerto Real, en el amplio patio de una vivienda familiar, donde se concentraron unas doscientas personas para asistir a una presunta aparición de la Virgen de Lourdes y lugar al que yo asistí para investigar ese hecho que venía produciéndose, presuntamente, a diario.
Carl Gustav Jung, discípulo de Freud, explicaba esos estados, (individuales o colectivos), atribuyendo sus causas a situaciones de emoción extraordinaria, o a una necesidad vital del alma que, efectivamente, se dió en el caso de Puerto Real.
Nunca hubiera creído que una persona, la supuesta vidente que dirigía la concentración, pudiera conseguir que la mayoría de esas doscientas personas, después de rezar el Rosario y una serie de oraciones de la vidente, a un grito de ésta, señalando hacia la bombilla, (bombilla plana por delante y cóncava por detrás, con efecto de espejo mágico, donde se reflejaba la multitud en una imagen distorsionada), diciendo: "¡Ahí está la Virgen!". "¡Ahí está!", empezaran a gritar y a llorar diciendo: "¡La veo!". "¡La veo!". 
La agitación fue tremenda y yo salí disparado contra la pared de un muro, por los empujones y las carreras que se organizaron. Algunas lloraban, presas de un tremendo nerviosismo, mientras decían que la Virgen era bellísima. Yo quedé estupefacto ante hecho semejante, y desde entonces acepto la realidad de la alucinación colectiva.
Una imagen desdibujada, una mezcla de colores, la propia imagen de la multitud reflejada en el espejo mágico de la bombilla, ¡era tomada por la imagen de la Virgen!.
La previa ambientación con los rezos, la excesiva credulidad de aquellas gentes, el deseo o necesidad de su alma de algo sobrenatural que afianzara y confirmara sus creencias, la emoción extraordinaria y el agente catalizador de todo aquéllo, (la supuesta vidente), obraron el "prodigio" de la alucinación colectiva. Por cierto que la vidente era una de las protagonistas de la farsa del Palmar de Troya, según pude comprobar, por haber estado allí anteriormente.
Se me ocurrió la mala idea de explicarles que todo era producto de su mente, y tuve que salir volando para evitar ser agredido.
La alucinación, tanto individual como colectiva, es aplicable no sólo a los lugares de apariciones marianas, sino al fenómeno OVNI, en ocasiones por esos estados emocionales poco comunes, o por causas atribuibles a las alucinaciones hipnagógicas e hipnopómpicas.
Las alucinaciones hipnagógicas se dan en el estado intermedio que existe al pasar de la vigilia al sueño, y las hipnopómpicas al pasar del sueño a la vigilia.
Ese estado intermedio, o estado crepuscular, se pasa generalmente sin que nos demos cuenta, pero en ocasiones se hace de forma lenta, siendo conscientes de todo, y sufriendo esas alucinaciones a las que hacíamos referencia.
La situación va acompañada de una parálisis, durante la cual sólo funcionan los músculos de los ojos, el cerebro y la respiración. Esta inmovilidad se produce para protegernos, evitando que escenifiquemos los sueños en la realidad, lo que puede resultar dañino, peligroso, pues nos moveríamos o golpearíamos siguiendo el curso de las escenas, situaciones o sensaciones de nuestros sueños.
Las alucinaciones se producen con una nitidez absoluta, abarcando toda la modalidad sensorial, (visuales, táctiles, auditivas, etc.), creyendo el que las sufre que todo es real y que está sufriendo una situación paranormal.
Se ven personajes, se oyen sonidos de toda índole, se perciben sensaciones táctiles, (roces, apretones, golpes, caricias, etc.), u olfativas.
Es, para ser más explícito, soñar despierto. Una parte del sujeto está en el estado de vigilia, mientras otra parte de él está en estado de sueño.
La parálisis puede ir acompañada de sensaciones de terror, y volver a recuperar la movilidad es tremendamente árduo, en ocasiones.
Estas alucinaciones, en un gran número de ocasiones, tienen características que se pueden asociar a elementos propios de la fenomenología OVNI, con la "presencia" de seres que se describen en la tipología humanoide de los avistamientos, por lo que muchas personas creen estar viendo entidades supuestamente extraterrestres. Esto ha dado lugar a la denominación de "visitantes de dormitorio", por la tremenda cantidad de casos de esta naturaleza, añadiendo más complejidad a una fenomenología que ya tiene de sobra.
¿Existen fenómenos colaterales, asociados a estas alucinaciones?. Pues sí, y ésto hace más enrevesadas todas estas situaciones.
A veces, (no siempre), a las alucinaciones hipnagógicas e hipnopómpicas se acompañan una serie de efectos físicos que no tienen nada de alucinatorios: Caída o destrucción de objetos, golpes o marcas físicas sobre el sujeto, etc., que entran de lleno en la categoría de sucesos paranormales.
¿Por qué los "visitantes de dormitorio" tienen en la mayoría de los casos apariencia "extraterrestre"?. Supongo que, antiguamente, los seres extraños o raros serían representados por las mentes de los individuos como demonios, brujas, gnomos, etc., dando nacimiento a los relatos de íncubos y súcubos, mientras que en la actualidad la percepción que tienen las gentes sobre seres raros o misteriosos son los supuestos extraterrestres que contínuamente se ven en películas, o de los relatos que se escuchan sobre los seres de avistamientos. Estos "extraterrestres" se proyectan en las alucinaciones oníricas, pero dada su apariencia de realidad, quienes los "ven" lo comunican a los ufólogos/as como experiencias relacionadas con la Ufología.
Un relato típico de esta casuística sería así:
"Apenas llevaba tiempo acostado cuando me sentí paralizado por completo. No podía moverme en absoluto. De improviso advertí al lado de mi cama la presencia de dos seres como los que se ven en los relatos de avistamientos de OVNI,s. Eran de pequeña estatura, de piel ligeramente grisácea. Tenían unos ojos grandes y oscuros, y su cabeza abultada se estrechaba mucho en la barbilla. No tenían labios, sino una raja o abertura como boca y una nariz muy pequeña. Los brazos eran largos, y yo no vi que tuvieran ropa de ningún tipo, aunque no vi órganos sexuales, a pesar de estar desnudos.
Me miraron con curiosidad y yo diría que con simpatía, sin decir nada, durante un buen rato. Después desaparecieron por un rincón de la habitación, como si atravesasen la pared.
Fue al desaparecer cuando recuperé el movimiento y me quedé durante mucho tiempo como atontado, sin acabar de creerme lo que había visto.
Estoy seguro de que no era un sueño, pues no había tenido tiempo de dormirme.
Lo curioso de todo ésto es que no pasé miedo en ningún momento".
En este relato vemos la parálisis del sueño característica de las experiencias de tipo onírico, aunque en este caso todo el proceso se desarrolla sin sensaciones desagradables para el sujeto, que está convencido de haber tenido una experiencia real de avistamiento de humanoides de otro mundo.


 
   
Publicidad  
   
Hoy habia 8 visitantes (79 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=